lunes, 11 de abril de 2016

¿Qué es la fanfiction?

Llevo bastante pensando en hacer una entrada como esta para deshacernos de los prejuicios que la gente en la red tiene sobre la fanfiction y hoy ha tocado, gracias a Yellow Mellow que se ha reído de un fanfic de alguna fan suya.
No, no quiero centrar la entrada en lo geniales que son los fanfics que leo y todas esas cosas que podría intentar meteros en la cabeza, sino en qué es este mundo, por qué gusta tanto y por qué no es malo leer fanfics, tampoco escribirlos, ni llorar con ellos.


Lo primero que debemos saber a la hora de ir a juzgar a una persona que lee o escribe fanfics es: qué cojones es un fanfic. Algo hacia lo que tiende la gente en las redes sociales es a burlarse de lo desconocido, cosa que no comprenderé nunca, y menos cuando se trata de un tema tan común en el mundo de internet como es la fanfiction. Si me dijeses que nació ayer, que es desconocida y que la gente no lleva años y años en la red escribiendo sobre sus parejas favoritas, podría entender el impacto que puede causar enterarte de que hay personas que oh, dios mío, escriben historias tristes y muy explícitas sobre personajes de series, libros o películas, o directamente de famosos de la vida real. El problema es que no, la fanfiction nació a finales de los años 60 con Star Trek y aunque en sus inicios se trataban de folletos intercambiados de mano a mano, hemos avanzado de manera que se ha convertido en algo accesible para todas las personas, estén en el lugar del mundo en el que estén. Se han creado comunidades como foros o páginas webs dedicadas a este fenómeno y no veo que vaya a acabar pronto.

La fanfiction la escriben y la consumen los fans y nadie gana dinero con ello (a no ser que te dediques a publicar tu obra a papel e intentes venderla). Se trata de escribir relatos ficticios sobre una obra literaria, serie, película, anime o incluso famosos de la vida real. Y, como veis, tampoco hace daño a nadie porque se mantiene dentro del mismo círculo. Es aquí donde muchas veces veo el problema: la fanfiction no existe para que el famoso del que se escriba un fic lo lea, es un contenido por y para los fans, y nadie más y es por esto que me resultan tan estúpidos los comentarios que hacen algunas personas sobre "lo que podría ofender u horrorizar a tal famoso si supiese lo que se escribe de él".

Cuando la persona de la que se escribe decide meterse dentro (esto ocurre mucho con youtubers que han visto que está de moda hacer vídeos leyendo fanfics de ellos mismos y les hace gracia) de la burbuja que se ha creado, empieza todo el problema con este tipo de historias. Claro, como en cualquier obra literaria, la fanfiction también contiene escenas subidas de tono, también puede ser explícitas como lo es Murakami, también te cuentan con todo lujo de detalles una escena de contenido sexual. ¿Y qué? Vivimos en el siglo XXI, actualmente vemos escenas sexuales incluso en la publicidad a la hora de comer, no hay problema alguno (quizás sí cuando teníamos once años y nos daba vergüenza ver una escena de sexo en una película con nuestros padres y deseábamos que se terminase pronto) con el sexo (al menos no en mi familia) así que, ¿qué nos importa? Vemos en el metro a señoras leyendo 50 sombras de Grey (no me voy ni a parar a criticar esto porque no es el tema ahora), en nuestra serie favorita los protagonistas se lían delante de nosotros, en Juego de Tronos hay sexo por doquier... y no hay problema.

Pero si lo explican en un fanfic, ahí ya sí que todo está mal, para vosotros.





Un famoso no debería consumir la fanfiction que se escribe de él a no ser que lo haga porque también disfrute de las historias, pero si su única razón para darle click y comenzar a leer es para grabarse riéndose y disgustarse por lo que está leyendo... No, no lo está haciendo bien. La fanfiction la componen fans y es por ello que, si son tus fans y los que básicamente te dan la audiencia o dinero o lo que sea, lo mínimo es respetar su burbuja, su espacio, su mundo. Venir a desprestigiar el trabajo de las personas que te admiran está muy feo, y no creo que tenga que explicarlo mucho más, ¿verdad? Es un poco de lógica. Esas personas emplean horas de su vida, ponen su corazón en esas historias que a ti te hacen tanta gracia. Ten un poco de respeto.

Volviendo al tema del que partía, la fanfiction, como ya sabemos, es ficción y es por ello que los escenarios y personajes que pueden darse son infinitos. Hay una cantidad inmensa de autores y también de fanfics, de ideas por parte de fans para sus autores favoritos, de pequeñas historias que no tienen siquiera capítulos. Puedes encontrar de todo, cosa que a veces no está nada bien, porque hay cosas que... mejor no voy a comentar. En todo hay una parte negativa, pero no necesito explicarla porque todos sabemos de qué hablo y esto ocurre dentro de los fanfics como en cualquier sitio. Una historia de una relación tóxica la podemos ver si miramos a nuestro alrededor o incluso en cualquier libro que pueda ser un best seller. Lo que quiero decir es que, independientemente de lo que trate la historia, la fanfiction se estira como un chicle y podemos encontrarnos cantidad de cosas distintas. Tantas, que también hay una inmensidad de fics que si los publicásemos, podrían hacerse muy famosos.

Es cierto que conocemos dos fanfics muy famosos que se han convertido en best sellers pero no son el buen ejemplo de un fanfic decente y muchas veces siento que estos libros han manchado este concepto precisamente por su contenido. Estoy hablando de 50 sombras de Grey y de After, ambos libros los critiqué ya en su día en mi otro blog y dejé bastante claro que se tratan de libros con relaciones tóxicas y muy problemáticos que es mejor que no lea nadie porque así alimentamos la educación machista. Pero, ignorando esos libros que se han convertido en un boom y que siempre podemos toparnos con alguien en el metro que esté disfrutando de ellos, os aseguro que de verdad hay fanfics buenos, muy buenos, obras literarias con relaciones y personajes bien construidos y muy profundos, con descripciones increíbles y con tramas que enganchan. En mi experiencia personal he llegado a leer fanfics de 500 páginas (si estuviese leyéndolos en un documento word, cosa que no hago) que me he acabado en tres días de lo adictivos que son. He probado varios fandoms y muchísimas autoras y me he encontrado cosas muy buenas y también trabajos más mediocres, pero esto pasa aquí como te puede pasar a la hora de comprar un libro (porque se supone que la editorial tiene requisitos y elige bien, pero hay cada obra que a veces no entiendes ni cómo han dejado que gastes dinero en ella).

Os voy hablar de las portales más usados y en concreto del que yo conozco muy bien. Para leer fanfics siempre puedes visitar ao3, wattpad o liverjournal. Yo, personalmente, siempre voy a recomendar el primero porque es el que he usado siempre y me parece que está muy completo y muy bien organizado. El caso es que para leer un fanfic puedes elegir de todo, puedes elegir la pareja de la que quieres leer, o el fandom del que quieres buscar historias, leer las etiquetas bajo el título y llegar a encontrar una historia que cumpla con todos tus requisitos.

Os cuento este rollo para que veáis de qué trata el asunto, y a los que ya lo sabéis podéis ignorar lo siguiente. La fanfiction está clasificada en fandoms de tal forma que es muy fácil buscar todo lo que quieras y tienes muchísimas historias para elegir. Algunos ejemplos:





Lo único que hace la gente con la fanfiction es, o bien continuar los hilos argumentales de sus historias favoritas (como ha ocurrido a lo largo de los años con sagas famosas como Harry Potter o El señor de los anillos), o situar a sus personajes favoritos o, incluso como es muy común ahora, a sus ídolos en líneas argumentales de otras historias, en escenarios inventados, en localizaciones y ambientes que les rodean pero en tramas que no tienen nada que ver siquiera con la realidad. Y normalmente cualquier fallo corregido por un beta reader. Y los fics no tienen nada de malo ni negativo, es más, si hablo de mi experiencia personal y la de muchas personas que conozco, la fanfiction nos ha ayudado básicamente a sacar buenas notas en Inglés. Obligarnos a nosotras mismas a leer una historia que está en otro idioma y saber que es una historia que no podemos encontrar traducida en ningún otro sitio, nos empujaba a tener que aguantarnos y leerla en inglés. Tanto te fuerzas que acabas aprendiendo por ti sola el idioma, sin saber muy bien cómo. Me costó dos meses conseguir leer mi primer fanfic en inglés sin tener que buscar la traducción en algún sitio, me obligué a entender cualquier escena (me la imaginaba en mi cabeza, pensaba en lo que era lógico que estuviese pasando para que se diese tal situación) y así era como aprendía. Pasé de suspender inglés en septiembre en 3º de la ESO a sacar sobresalientes o notables en bachiller.

No es solo el aprendizaje de nuevos idiomas, sino que la fanfiction te abre la puerta a experimentar estilos distintos. Tramas que nunca te podrían haber interesado, te parecen increíbles. Y para las escritoras, la capacidad de crear historias y que haya un público que disfrute de ellas, que las comente, que te haga sugerencias y crear una comunidad entera dedicada a lo que más te gusta. También a perfeccionar la técnica y mejorar sus trabajos. Hay escritores de obras literarias conocidas que han consumido o creado fanfiction, y no me sorprende para nada.

Lo que pretendo con esta entrada tan extensa y pesada es que entendáis que leer fanfics no está mal, no es gracioso ni algo de lo que avergonzarse, que se puede disfrutar con las historias y enriquecernos intelectualmente con ellas y que puedes leer libros y fanfics y ambas cosas cuentan por igual. Que al igual que lloramos con las películas, las series o nuestro libro favorito, también podemos pasarnos un buen rato llorando por culpa de un fanfic (cosa muy normal porque el angst es horrible, no sé cómo lo hacen).

En conclusión: Seguid leyendo o empezad a leer fanfics (que lo más probable es que haya del fandom o pareja que queráis y no os vais arrepentir) y por favor, nunca os avergoncéis de consumir esta clase de historias. NI OS RIÁIS DE QUIEN ESCRIBE O LEE FANFICTION.

The sun hadn’t even started rising into the sky and yet there was an amalgamation of colours already across it. Right at the very edge of the horizon there was the most vivid orange that turned into a dusky pink, the blotches of clouds so perfect like rose petals and bleeding up into lavenders that were so soft that the hue was barely even visible. But that wasn’t the most beautiful part of it at all, for that was only half of the view. It was the river below that made it a sight worth seeing. It reflected the sky so perfectly like a mirror. That little flash or orange became almost a miniature sun when reflected across the river; a ball of colour almost as bright as the real thing. The surface of the water was mostly still and without any breaks but there were a handful of little black silhouettes visible that revealed them to be yachts of some kind. Namjoon wondered what it would feel like to be standing on one of those boats right now, floating on a river that looked like the sky itself; liquid and ethereal and so very perfect.

Days of our lives: Brotherhood by sugamins. 


Para más información podéis leeros esta tesis muy interesante sobre el tema de la fanfiction.













No hay comentarios:

Publicar un comentario